Cuentacuentos igualdad y no violencia CEIP Monte Oroel (Jaca)

Y por fin llegó Febrero y volvieron los cuentos, y que mejor que hacerlo en el colegio Monte Oroel de Jaca, donde siempre me reciben con una sonrisa y me siento como en casa.

Este cuentacuentos llamado “NO-ON dale la vuelta y enciende tu vida” formaba parte del plan de acciones de estado contra la violencia de género que se ha llevado a cabo en muchos coles, y coincidiendo con la semana de la paz, que mejor manera de promover un mundo más igualitario y no violento que con una sesión de cuentos.

Y es que los cuentos tienes ese no sé qué, que desde los más pequeños hasta los más grandes caen rendidos a sus encantos. En este caso, sí que hubo diferencia entre las sesiones de infantil y primaria, pero la esencia fue la misma, promover un mundo más respetuoso, más igualitario y menos violento.
En el caso de primaria, empezamos escuchando esa vocecita que tenemos en nuestro interior llamada conciencia, ya que es importante escucharla para no cometer ninguna tontería sin darnos cuenta o en modo broma. Y es que muchas veces no somos conscientes del daño que le podemos hacer a otra persona con nuestros comentarios y nuestras acciones.
Pero… ¿y si el daño ya esta hecho o nos lo están haciendo en ese momento? ¿Qué podemos hacer?

Pues lo primero es aprender a decir que no, suena fácil, pero no lo es, menos mal que con un poco de práctica todo se puede aprender. Lo segundo, es querernos a nosotros mismos y reforzar nuestra autoestima, así los que nos intenten molestar o cambiar no lo tendrán tan fácil y lo tercero, rodearnos de gente que nos quiera y nos ayude, bien sea un buen amigo, un profesor o nuestros padres, con ayuda y amor, todo es más fácil.

En el caso de infantil, combinamos el aprender a decir que no y el autoestima, con cuentos que hablen sobre la amistad, ya que desde pequeñitos tenemos que aprender a ser buenos amigos y tratar bien a los demás. Así, desde el respeto y la igualdad es más sencillo crear un clima de compañerismo donde todos seamos iguales y nadie sufra ningún tipo de acoso o desigualdad en el futuro. Y por supuesto, no podían faltar las canciones y hasta un teatrillo, para que los peques disfruten mientras aprenden.

Y así, entre cuentos y canciones, llegamos a la conclusión que no hay que hacer grandes cosas para hacer del mundo un lugar mejor, solo tenemos que mirar en nuestro interior y sacar lo mejor de nosotros mismo, y así, la bondad, el respeto, la igualdad y la paz, harán el resto.

Gracias al Ceip Monte Oroel por la oportunidad y la confianza y especialmente a Mireya, sin ella no hubiera sido posible.

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.